(5411) 4753-9913 / Cel: 15 4417 3600  volver al home
La terapia colónica, también llamada hidroterapia de colon, colonterapia, irrigación colónica.
Es una técnica utilizada en diferentes países del mundo para la prevención, el tratamiento y el alivio de enfermedades.
Desintoxica, rejuvenece, disminuye problemas intestinales, previene el cáncer de colon, alivia estados inflamatorios, favorece
la reducción de peso, alivia dolores de cabeza, aumenta la tonicidad abdominal, reduce desórdenes ginecológicos.

Consiste en la irrigación constante de agua tibia en el colon durante 45 minutos con una cánula especial, permitiendo remover desechos y residuos tóxicos de nuestro organismo. Es indoloro e inodoro e higiénico ya que se realiza con un sistema cerrado de circulación de agua.

Casi no existen personas con una función intestinal en perfectas condiciones. La mayoría de las personas padece una composición alterada de las bacterias intestinales. Las toxinas se acumulan en las paredes del colon y pasan nuevamente a la sangre, empobreciéndola y acidificándola. De ello resultan procesos digestivos deficientes, con formación de sustancias tóxicas y residuos. En un nuevo proceso se produce el autoenvenenamiento del cuerpo, la autointoxicación. Las consecuencias de ello son pérdida de la vitalidad, cansancio, depresiones, falta de concentración, agresividad, y estados de ansiedad. Además en la actualidad se atribuyen a un mal funcionamiento del intestino: migrañas, alergias, afecciones cutáneas, predisposición a infecciones, reumatismos, poliartritis, hipertonías y otras dolencias.

Las enemas sólo alivian la parte inferior del colon descendente. Los laxantes irritan y alteran el ritmo normal de los órganos y son destructivos para las membranas de los intestinos, y alivian temporalmente. Las irrigaciones colónicas no son dolorosas; nunca se tiene que retener el agua en el vientre durante un periodo de tiempo extenso al igual que ocurre con los enemas tradicionales.



.