(5411) 4753-9913 / Cel: 15 4417 3600  volver al home
Movilizaciones suaves de columna y musculatura paravertebral. Un dolor de espalda quizás haya sido el punto de partida en busca de una técnica eficaz para aliviar nuestro sufrimiento.Un dolor de espalda puede estar relacionado con lesiones viscerales como una úlcera de estómago, una pancreatitis aguda, un fibroma uterino, una apendicitis atípica, una perinefritis o incluso un infarto de miocardio.

En 1898, el Dr. Abrams, en San Francisco (EEUU), demostró que actuando sobre las apófisis espinosas manualmente obtenía reflejos viscerales que aprovechaba con fines terapéuticos. En 1910, publicó 40 casos tratados y curados de aneurisma aórtico con la percusión reiterada de la 7ª cervical.
La conexión entre el sistema nervioso vegetativo, estómago, intestinos, hacen del clásico "tirar el cuerito", despegar la piel de la zona lumbar, para "curar el empacho" a su explicación científica: una maniobra favorable sobre la digestión por espasmo pilórico.

Al trabajar y flexibilizar la columna y los músculos paravertebra-les, no sólo se corrigen las algias vertebrales, sino que provocamos reflexológicamente una sensación de bienestar general. La manipulación de la espalda es un verdadero regalo del cielo cuando la realizan personas competentes, cualquiera sea la técnica empleada. Es muy esperanzador pensar que una técnica física puede ahorrar la toma de medicamentos potencialmente peligrosos.

ampliar imagen