(5411) 4753-9913 / Cel: 15 4417 3600  volver al home
El objetivo del ejercicio Chi Kung es estimular el flujo de energía interna del cuerpo de manera que atraviese a toda velocidad
y limpie de forma efectiva toda la red de canales Chi, o meridianos.

A lo largo de los siglos se han realizado intensas investigaciones para desarrollar un sistema de ejercicio que acelere la circulación
de la sangre (y por lo tanto también estimule el flujo del Chi) sin provocar una presión intolerable para los pulmones.
Los resultados salieron de las prácticas respiratorias del taoismo y el budismo y la disciplina de las artes marciales.

El Chi Kung usaba unos ejercicios de respiración para controlar el movimiento interno del Chi, mientras el cuerpo se mantenía
virtualmente inmóvil. Durante siglos la mayoría de los conocimientos de Chi Kung pasó de padres a hijos o en reducidos círculos
de maestros y alumnos y se mantuvo relativamente en secreto. Sólo últimamente se ha enseñado y debatido públicamente.

Hay una gran cantidad de aplicaciones del ejercicio Chi Kung, que varían desde el tratamiento de enfermedades crónicas hasta
el desarrollo de poderes físicos que permiten a sus practicantes romper ladrillos con las manos, doblar una lanza con el cuello,
caminar sobre lamparitas de luz sin romperlas o saltar sobre vidrios rotos sin lastimarse...

Actualmente se está utilizando cada vez más para asistir en el tratamiento de enfermedades que la práctica médica occidental
no puede curar con éxito. También se está usando para ayudar a prevenir enfermedades mediante el refuerzo de los sistemas
inmunológicos y la fuerza interna.

Lo que ofrece el Chi Kung es un método de entrenamiento del sistema nervioso, la mente y los órganos internos
en forma simultánea, de manera que la fuerza interior de una persona aumente hasta nuevos niveles de poder y salud.